CONTACTO

MENÚ

NOTICIAS
Encuentra un buen hotel

¿Cómo encontrar un buen hotel?

19 de Abril de 2016

A menos que decidas acampar por tu cuenta, o descansar en el medio de transporte que prefieras para viajar, escoger el lugar para hospedarte durante este es igual de importante a la preparación que tomes para realizarlo.


Además, un buen lugar para quedarte, descansar y asearte marcará el éxito o fracaso de tu estadía en una ciudad, y los recuerdos que te lleves de ella. Es por eso que encontrar un buen hotel, hostal, residencia o cabaña antes de decidirse por un sitio para viajar es importante.


Sin embargo, no es algo que debes tomar a la ligera. Por ejemplo, optar por un hotel 5 estrellas no te asegura la mejor atención ni estadía, algo que tal vez si te puede brindar un lugar de menos estrellas, pero con un mejor servicio y una cama más cómoda.


¿Cómo elegir entre tantos hoteles?


Cuando ya tienes definida la ciudad a dónde viajar, lo que debes hacer es fijarte en la oferta hotelera de dicho lugar, en relación a tu presupuesto y los lugares que deseas visitar. Una gran forma de realizar esto es a través de internet, conociendo y comparando los diversos hoteles, y sus reseñas, que existen en determinado sitio. En Revista Equipaje puedes encontrar reseñas de hoteles en distintas partes de Suramérica para que explores y tomes una decisión.


Otro elemento que debes tener en cuenta es qué harás en tu viaje. Si vas a conocer todo lo que puedas y casi no usarás el hotel, entonces opta por un lugar económico pero con buenas reseñas y atención, que te ofrezca lo básico: un lugar para asearse y dormir. Si necesitas un lugar que te ofrezca más comodidades y servicios, dado que pasarás más tiempo allí que visitando el lugar, opta por un hotel más cómodo.


Eso sí, siempre ten en cuenta tu presupuesto, la disponibilidad de habitaciones, las recomendaciones de guías para viajeros, y el momento en el que viajas. Siempre explora diversas opciones y ten en cuenta la temporada en la que planeas ir a ese lugar.


Reserva y llega al hotel


A menos de que sea imposible conseguir un lugar por internet o teléfono, no te aventures a ir a esa ciudad sin haber conseguido un sitio para hospedarse, y siempre ten a la mano un plan B, como optar por una residencia más modesta o la casa de un conocido. Si pudiste reservar, elige el cuarto con las opciones que deseas, y realiza un depósito (por lo general es obligatorio) para apartar tu cuarto. Confía también en las palabras de blogs de viajes acerca de recomendaciones para quedarse en la ciudad, posibles dificultades, sitios a visitar y muchas más cosas.


Si no sabes cómo llegar al hotel, pide indicaciones a alguien en el aeropuerto, terminal o centro de viajes y turismo que encuentres. Usar aplicaciones de mapas también es una buena idea para orientarte. Al llegar allí, confirma que es el sitio que reservaste y elegiste, y cerciórate del estado del lugar y de que cumplan lo que prometen. Si no cumple con tus expectativas, pide un reembolso y busca otro lugar, según lo que hayas encontrado en la red.


Instalarse


Finalmente, y si has quedado satisfecho con la atención y lo que ves, infórmate bien de los horarios y servicios. Si planeas llegar tarde, avisa a los funcionarios del lugar. Ya en el cuarto, organízate de manera adecuada, y no hagas un desastre total. Si bien hay empleados que limpiarán la habitación, no la conviertas en un caos.


Sigue bien las indicaciones y normas del hotel, y aprovecha todos los beneficios y servicios por los que optaste (como una mejor ducha, sauna, piscina, entre otros) de manera sana. Recuerda que una buena estadía hará que no sólo te sientas cómodo en esta ciudad, sino que también tu experiencia sea memorable.

Escoger un buen lugar para hospedarte es muy importante porque de ello dependerá tu relajación y tu tasa de estrés no será alta y no te afectará tanto.
DISEÑO Y DESARROLLO POR PAXZU